La historia de latorruana

Corría el año 2018 y las ganas de una pareja de emprendedores por crear empleo desde Torremanzanas, un pequeño pueblo de la montaña alicantina, iba en aumento. Por unas cosas y otras, la idea de crear una marca de regalos divertidos y originales siempre venía a nuestras cabezas, pero la íbamos descartando llevando a cabo otros proyectos.

Tres años y pico después y una pandemia de por medio, por fin nos hemos atrevido a ponerle nombre a esta aventura.

latorruana nace de la ilusión y las ganas de crear cositas divertidas y desenfadadas desde un pueblo de 600 habitantes cuya población está envejecida. En conmemoración al nombre del pueblo y al gentilicio de las mujeres que vivimos aquí, hemos querido bautizar a esta marca y por eso nos llamamos «latorruana».

Estamos abiertos a propuestas, ideas, cosas locas que se te ocurran… Nuestras cabezas no paran y hemos venido para quedarnos.